jueves, 28 de julio de 2016

Yo antes de ti - Jojo Moyes - Reseña

Hace mucho ya que no escribía una reseña, y, ¡lo echaba de menos! Como excusa puedo poner que estuve en mi último año de universidad, ¡pero ya no! Así que uno de los libros que me he leído este verano, que lo acabé ayer y ya he tenido el tiempo suficiente para procesarlo, es Yo antes de ti. He de decir que cometí el error de ir a ver la película antes, y por tanto me hice yo misma spoiler. Por tanto, consejo numero uno, o veis la película sin haber leído el libro, o bien os leéis el libro y ya después vais a ver la película. No lo hagáis a medias, es demasiado raro.
Voy a intentar hacer los menos spoilers posibles hasta que no tenga más opción de hacer spoilers, pero lo avisaré, no os preocupéis.

El libro narra la historia de un tetrapléjico y de su cuidadora. En lo cuanto si es una historia muy original, pues no sabría que decir, ya que anteriormente hubo películas que han tratado la tetraplejía mucho más originales e inspiradoras que el libro en sí. En cuanto a los personajes, creo que lo que más podría destacar de ellos es el humor que tienen, sarcástico y bastante negro, pero las escenas que describe la autora son bastante graciosas.

Antes de ver la película, el libro me enganchó mucho, por esas pequeñas cosas que hacía la protagonista, Lou, y por la forma en la que reaccionaba Will. Pero después me vi la película y el ritmo de la historia cambió mucho.

Para situar un poco la historia, Lou pierde su trabajo, la autora la describe como una persona muy tonta, pero en todos los aspectos, tiene un novio con el que no pega para nada y son completamente diferentes, su familia se aprovecha de ella, de su salario, pero ella lo toma muy bien siempre. Su hermana es la lista de la familia, pero se queda embarazada y toda la familia se ve afectada, porque por lo visto una no puede ser madre soltera sin hacer que todos los que están a tu alrededor tengan que sufrir las consecuencias de tus actos. Luego está la forma en la que vista la protagonista, extravagante, de colores y con mucha creatividad. Eso yo no lo veo mal, pero es una forma de decir mira la protagonista es única por su forma de vestir, y eso quieras o no me parece un poco superficial. También su familia la llama tonta, la hacen sentir como tonta y siempre la comparan con su tía, que Lou nunca conoció, y también su hermana que a pesar de todo, la herman es perfecta. Pero todo esto no le molesta en absoluto, ergo Lou es tonta. O al menos eso es lo que parece decirnos la autora.

Luego viene Will, mega guapo, exitoso hombre de negocios y aventurero, que debido a un accidente se queda tetrapléjico. En materia de familia al pobre no le ha tocado una mejor. Madre jueza, padre tiene un castillo, —sí, mira si es príncipe azul, que tiene un castillo— y engaña a su mujer. La hermana está ausente, y está tan ausente que en la película decidieron quitarla y ahorrar dinero. Contratan a Lou para que le dé ánimos, que tenga con alguien con quien hablar. Recurrir a esto es muy triste, porque vamos a ver, si yo me veo en esa situación y mis padres no me pueden ni ver y tienen que contratar a alguien para que me haga compañía, porque todos los amigos que tenía no se molestan en venir a visitarme, allí yo veo un problema. Normal que el chico no quiera vivir más.
Pero de eso hablaremos después.

Para no variar Will también le habla fatal a Lou, pero después empiezan a entenderse, y entreverse quién es Lou y quién es Will y como los dos empiezan a tener una conexión muy especial. Para las románticas, —sí, es más bien un libro para chicas, que le vamos a hacer— siento decir que el romance que una quizás se espera, no existe, o más bien hay como un tipo de romance, pero sin amor. Es raro en realidad. Ahora, ya empezarán algunos spoilers.

El tema del romance es extraño, porque Lou tiene novio, pero no podría pasar más de él. Se empieza a abrir con Will y él con ella, pero cada uno está tan centrado en su propia meta lo que hará que en realidad no haya un acercamiento real entre los dos. Will ha tomado la decisión de morir, irá a Suiza y allí hará la eutanasia. Le da a sus padres seis meses de cortesía. Ellos contratan a Lou para que lo haga cambiar de opinión. ¡Dime si eso no es raro! Pero lo peor de todo es que no se lo dicen, ello lo descubre por el camino, así que la meten en un lío en el sinceramente es injusto, la involucran en sus vidas sin su permiso, hasta que tiene más remedio en acceder porque ya le ha cogido cariño a Will.

Que el tema del libro sea la eutanasia, me parece bien, quiero decir está bien que los libros traten de tema que nos preocupan o que quizás no entendemos, pero lo que no me gusta, es que dan una respuesta de libro de texto de lo que supone querer morir. Como hoy en día en los colegios, cogen cosas muy complicadas, que por alguna razón la sociedad decide que esa es la respuesta que tenemos que aceptar todos y dar por hecho que todo el mundo la tenemos que aceptar. El libro falla en trasmitir la idea de querer dejar de vivir, porque en primer lugar todo es superficial, todo se limita a lo físico. Lo que más me molesta es el mensaje que manda a las jóvenes de hoy en día, que todo se limita al físico que no puedes encontrar esperanza hoy en día, que si una persona decide que ya no merece la pena vivir, tendrá razón.

No soy tetrapléjica, y creo que nunca podré ponerme en el sitio de una persona que está en una silla de ruedas. Sin embargo, no creo que tener una visión derrotista de la vida nos define. Creo que a las personas nos define el afán de luchar, de avanzar, de progresar, de encontrar las soluciones, de buscar y no darnos por vencidos. Will como personaje tienen todos medios económicos para tener la vida aventurara que tuvo en un pasado, porque esa es su queja, no podrá hacer las cosas que hizo en un pasado. Pero las cosas que hizo en un pasado, son cosas que la mitad de la humanidad no podrá hacer y ni necesita para vivir. No tiene la mejor familia, pero lo aman, y tiene a Lou, que sí, la autora quiere expresar que la quiere dejar libre, pero no tienen porque ser pareja, tienen una conexión más profunda que eso, si de verdad no la quiere atar, tiene el ejemplo de que hay personas que lo pueden amar, que se preocupan por él, y que Lou no es la única persona que podría ser su amiga. Nunca ha hablado con otros tetrapléjicos, lo que me indica que es un tío testarudo.

Lo que quiero expresar, que sí, se puede tener un libro en el que el protagonista se suicida, hemos tenido muchos libros de esos, Anna Karenina y Madame Bovary no estaban en sillas de ruedas, pero aún así los autores nos supieron ponernos en su piel y entender e incluso aceptar, vale se quitaron la vida. Son historias que dices ella fueron víctimas de sus circunstancias y de sus sociedad. Pero este libro no me ha hecho entender la verdadera razón de Will de quitarse, simplemente parece que estaba arto y ya está. La impresión que me ha dado es que básicamente le dice a la gente, mira si ya no tienes motivos vivir, mátate, y no creo que eso nos define como humanos, como personas. Creo que siempre hemos luchado, siempre nos hemos superado y hemos roto con las expectativas.

Si la autora quería mostrarnos las razones de una persona de morir y que los demás lo aceptemos ha fallado. ¡Encima! Will va y le deja su dinero a Lou, eso es lo más raro y retorcido de todo, que resume la novela de alguna forma en incluso más materialista y basada en solo físico.
Para mi la vida es mucho más que lo físico, tenemos conexiones intelectuales, somos en parte espirituales, tenemos razón para seguir viviendo, tenemos una vida y no porque no seamos felices deberíamos dejar de vivirla. No creo que nuestro propósito en esta vida sea ser felices, sino el ser llenos, el de tener un propósito por encima de nuestra vida. Si el propósito es ser felices nada más, y cumplir con nuestra lista de deseos, normal que nos cansemos de vivir.

miércoles, 10 de febrero de 2016

El libro que dio forma al mundo - Vishal Mangalwadi - Reseña

            Como la Biblia creó el alma de la civilización occidental. 
            Hace ya tiempo que terminé de leer este libro y es de los que sé que voy a volver a él en un futuro: fue por esa misma razón que me lo compré. Para poder tenerlo en mi biblioteca y poder disfrutar o recomendárselo a otras personas. Recomendar, aún no sé si prestar porque me da miedo que me lo destrocen o que no me lo devuelvan; le tengo demasiado cariño a mis libros, lo sé.
            Allí estaba, preparada para descubrir más sobre la Biblia cuando lo empecé a leer. Pero me di cuenta que en vez de descubrir más de la biblia —sería mentira decir que no he aprendido muchísimas cosas sobre ella— he descubierto cosas sobre mi misma, mi cultura y hasta que punto mi identidad y nuestra identidad como europeos o cristianos gira en torno a un libro.

«¿Qué es la vida? La biología nos dice que, en su raíz, la vida es información: ADN. ¿Qué es una palabra?¡Información! ¿Qué es la fe? ¡Creer información! Jesús dijo que la palabra de Dios es la semilla que brota a vida eterna cuando se la combina con nuestra fe.»

            Algunos quizás penséis que es un título demasiado ambicioso, que es imposible que un libro de forma a una sociedad, pero no es solo una sociedad pasada, que algunos llamarían menos culta, sino muchas sociedades que hoy en día se ven trasformadas por la verdad y la libertad que yacen entre las páginas de la Biblia.
            Si pasa alguna vez este libro por vuestras manos, echadle un ojo al índice (o contenido, tal como sale en mi edición); podréis ver que el autor habla del impacto de la biblia en el racionalidad, en la tecnología, el heroísmo, la traducción, desarrollo de idiomas y su influencia en la literatura; como ha impactado las universidades, la ciencia, y nuestra moralidad, entre muchas otras cosas.
            Si estáis mirando el contenido, mirad también la parte final del libro llamada notas, allí veréis todas las obras mencionadas por el autor. Es un trabajo de investigación, que sí, quizás a alguien interesado en la alfabetización y traducción —como es mi caso— me habría gustado tener muchos más capítulos, pero no creo que ese sea el propósito de este libro. El autor consigue hacernos un resumen de la bendición que hemos tenido por contar con la biblia traducida a nuestro idioma, y como el mensaje que hay en ella, creas o no creas, ha moldeado nuestra sociedad.
            En la edición que tengo, que es del Grupo Nelson, me gusta mucho la forma en la que está diseñado el libro y organizado; la traducción es muy fluida y no nos satura con notas al pie de páginas, sino que han logrado un equilibro bueno entre notas al final del libro y al pie de página.
            No es un libro difícil de leer, pero da unos conocimientos de cultura general que en muchas clases del colegio y universidad no se molestan en dar. La forma fluida en la que escribe el autor, con su testimonio personal, nos acerca más al libro. Descubrir tantas cosas sobre la cultura hindú y tener la posibilidad de que el mismo autor nos ayude a comparar la cultura occidental con la suya, es algo muy valioso para alguien que estudia lenguas y le encanta descubrir nuevas culturas.
            Si eres cristiano, este libro te dará ganas de querer conocer mejor la biblia, lo que solo puede ser bueno en la vida de un cristiano. Si no lo eres, te dará una perspectiva menos agresiva hacia el cristianismo. Mucha gente odia la religión, puesto que solo se promueven las barbaridades que han hecho las personas religiosas, pero en este caso es un libro, un libro que no deja indiferente.

            Descubrirás que la biblia no es un libro cualquiera y que ha trasformado vidas.

jueves, 28 de enero de 2016

La comunidad de los sinvergüenza

            Formo parte de «La Comunidad de los sinvergüenza». Tengo el poder del Espíritu Santo. La suerte ha sido echada. Me he pasado de la raya. La decisión ya ha sido tomada. Soy un discípulo suyo. No voy a mirar atrás, amainar, desacelerar, alejarme o quedarme quieto. Mi pasado esta redimido, mi presente tiene sentido y mi futuro asegurado. He acabado con una vida miserable, con caminar por vista, planificar poco,  rodillas blandas y terminado con sueños en blanco y negro, visiones insulsas, hablar mundanamente, dando miserablemente y metas enanas.
            Ya no necesito pre-eminencia, prosperidad, posición, promociones, aplausos o popularidad. No necesito tener la razón, ser primero, estar en lo más alto, ser reconocido, alabado, mirado o premiado. Ahora vivo por su presencia, sostenido por fe, amor y paciencia, levantado por oración y la fuerza del trabajo.
            Mi rostro esta fijo, mis pasos rápidos, mi meta es el cielo, mi senda es estrecha, mi camino abrupto, mis compañeros son pocos, mi guía de fiar, mi misión clara; no puedo ser comprado, puesto en peligro, desviado, engatusado, no puedo deshacer el camino andado, debilitado o retrasado. No voy a ser conmovido de cara al sacrificio, no voy a dudar dentro de las adversidades, no voy a negociar en la mesa del enemigo, no me dejaré llevar por la popularidad, o vagabundear por la senda de la mediocridad.
            No me voy a dar por vencido, no voy a callar, no voy a aflojar, o estallar de ira hasta que lo exalte predicando, hasta que sepa como controlarme, hasta que haya pagado el precio. Voy a mantener mi posición estando de pie por la causa de Cristo.
            Soy un discípulo de Jesús, tengo que seguir hacia delante hasta que él vuelva. Dar hasta que no me quede nada, predicar hasta que todos sepan, y trabajar hasta que él pare.
            Cuando él vuelva y tome a los suyos, no tendrá ningún problema para reconocerme.
            Quedará bien claro quien soy.    

            Esto fue escrito por un joven de Ruanda que en el año 1980 fue obligado por su tribu a renunciar a Jesús o enfrentar la muerte. Rehusó a renunciar a Cristo, y fue matando inmediatamente. La noche anterior a ser asesinado escribió este texto, que fue encontrado después de su muerte. El texto habla por si mismo, pero quizás te hable a ti también. Quizás lograrás compararte con este joven con una sonrisa en los labios, porque en el fondo el mismo fuego que corría en su interior ahora mismo corre por tus venas. Estás dispuesto a declarar esto mismo a Dios porque cuando Jesús venga y busque a sus verdaderos discípulos quedará bien claro quién eres, o como dice el texto original, cuáles son tus colores verdaderos.


Referencias bibliográficas

Neil T. Anderson, Steve Goss, Freedom in Christ. Monarch Books. 2009.


domingo, 22 de noviembre de 2015

In your eyes — Crítica película

Aquí estoy, hace mucho que no veía una película que me emocionara y me metiera tanto en su
historia. Estoy doblemente emocionada porque me ha dado muchas ganas de escribir una entrada sobre ella.
Es una de esas ideas tan únicas y diferentes que engancha, por su rareza y belleza. Dylan y Rebecca se conocen, pero están a muchos kilómetros de distancia, tanto que están en diferentes zonas horarias. Tiene una conexión que detona cuando uno de ellos está en peligro, sufre o les ocurre algo fuera de lo normal. Y es así como conectan por primera vez. Han estado acompañádose durante mucho tiempo, sin embargo, no lo sabían, sabían que no estaban solos, aunque pareciera que lo estuviesen. 
Los actores son muy buenos, actúan con tan naturalidad mientras hablan en voz alta en la calle y no les importa que todos los demás piensen que están completamente locos. 
Sientes con ellos porque ellos sienten lo que el otro siente. Sufres con ellos porque ellos sufren conjuntamente. Es tan difícil explicar los sentimientos que trasmiten esta película, pero solamente viéndola podréis daros cuenta de lo que os hablo. Es rara, y te sientes raro con ellos, pero eres cómplice de su locura. 
Es una idea muy buena, es decir, describe tan bien la locura del amor, de saber lo que le está pasando a la persona que amas, de estar conectado a un nivel tan grande que sientes y oyes lo que el otro oye. 
Ese amor que convierte a todos los demás en enemigos aunque no los sean, o aunque lo sean con razón. 
Y si hablamos de los antagonistas, la impresión que me ha dejado la película es que los propios protagonistas son individualmente sus propios enemigos. Se han dejado llevar por las circunstancias y decisiones que han tomado durante sus vidas. Se han quedado en un punto en el que ya no son dueños de sus vidas, sin embargo, cuando se descubren al otro dentro de ellos mismos, es como si se dieran cuenta que no han vivido realmente hasta aquel momento. Empiezan a conocer y saber lo que desean. 
Mostrando al otro su vida, recordando con él otro, se dan cuenta de quienes son, y que no pueden ser ellos mismos sin tenerse el uno al otro. 
Es simplemente brillante. 
Hay que verla, de verdad que sí. 

miércoles, 21 de octubre de 2015

¿Nos podemos fiar de Nuevo Testamento? - David F. Burt - Reseña

Y bien, cambiamos un poco de temática: ‹‹historicidad y fiabilidad de los documentos del
Nuevo Testamento››.  Y sí, es un tema muy interesante, sobre el que, cuando se comienza de verdad a buscar información, siempre hay más que descubrir y estudiar.
Puede que mucha gente ignora el contenido de la Biblia, como está organizada y por qué está hecha de esa forma; quién la ha escrito es otra buena pregunta. 
Pues bien para empezar, simplemente os sitúo un poco. La Biblia se compone del Antiguo Testamento, que es la historia del pueblo judío y la promesa que les hizo Dios; y el Nuevo Testamento, está la vida de Jesús relatada en los cuatro evangelios, la historia de los apóstoles después de la resurrección de Jesús, epístolas —cartas— escritas de los apóstoles a diferentes iglesias que ellos plantaban, o formaban —la promesa de Dios se ha extendido a todo el mundo—. Todo esto es a rasgos generales, para que os hagáis una pequeña idea. 
Una cosa más que quizás os gustaría saber sobre la Biblia, es que al principio de ella, hay un índice, normalmente lo que os podríais encontrar en una Biblia típica es la división entre Antiguo y Nuevo Testamento y por orden de páginas todos los libros listados con la página en la que empiezan al lado. También he visto Biblias que incorporan un índice alfabético de los libros. La Biblia tiene un total de 66 libros, de estilos muy diferentes. También una cosa que se fue incorporada en el siglo XIII y XV (si no recuerdo mal) los capítulos y los versículos, respectivamente. Esto ayuda mucho a la hora de saber qué buscar y dónde buscarlo. Por tanto, el libro (que puede ser una epístola, uno poético, uno histórico, o profético) está subdividido en capítulos que es el número grande que veréis en al principio del texto, y luego subdividido en versículos, que suelen ser de cuatro o cinco líneas. Teniendo esto en cuenta no se puede sacar un versículo fuera del contexto de su capítulo y de su libro y finalmente de la Biblia en si. 
Hoy en día la Biblia está traducida a unos 2.454 idiomas, de los que solo unos 438 tiene la Biblia por completo, unos 1.468 tienen el Nuevo Testamento, y unos 848 idiomas tienen solo porciones de ésta. Pero luego están los 4 500 idiomas que aún no la tienen.  [1]
Y por qué será que hay esta fijación de traducir la Biblia o simplemente que sacarías tú, como lector de la Biblia. Pues eso lo tienes que descubrir por ti mismo. 
Y ahora voy con el libro en cuestión. Es un libro muy cortito —sesenta páginas— y trata solamente el Nuevo Testamento. Esto puedes leer en la contraportada del libro: 
Entremos en materia, el libro me ha parecido bueno, escueto pero bueno, con la suficiente información para hacerte buscar más si te interesa el tema o simplemente aplacar una inquietud que tenías de antemano. 
También me ha ofrecido paz, porque mucha gente ha intentado atacarme por mi fe, pero mi fe es histórica, aunque no por eso es más fuerte ni es más o menos discutible. Me da la tranquilidad de que no es algo que está inventado, que hay pruebas que me llevan a estar tranquila; que lo que yo creo no está fuera de lo común. Sí, hoy en día la gente te mira extraño si vas a la iglesia o lees la Biblia, pero por veintiún siglos no lo ha sido así. Hoy tengo la ventaja de tenerlo en mi idioma, con las traducciones que mejor se amoldan a mi entendimiento y mi nivel de comprensión del idioma. 
Saber que la gente duda de los originales de la Biblia y de cuando han estado escritos y no de otros como los escritos griegos que en realidad son traducciones que los árabes nos trajeron de vuelta a Europa, me lleva a pensar que esas dudas están basadas en más razones aparte de las históricas. Que el canon no podría ser más estricto para asegurarse de que no se cuela nada que no haya sido de parte de Dios, me da tranquilidad. Y que las palabras de los escritores del Nuevo Testamento eran hechos que les había pasado, dentro de una cultura, de un contexto histórico-político, que impregna el texto y que lo hace verídico, simplemente me encanta. 

«Si un libro del Nuevo Testamento es citado por otro autor en el año 100, no necesariamente fue escrito en el 99, pero desde luego, no pudo ser escrito en el año 101. Un cita siempre estable una fecha tope para la redacción del libro citado». [2] 

Este libro ayuda a mejorar los argumentos de una persona cristiana, pero nunca será suficiente para demostrar su fe ni sus creencias. Y una persona que decide no creer un libro así no le hará cambiar de opinión. 
A la conclusión a la que he llegado es que una prueba que puede ser favorable para un cristiano y a su favor, puede ser favorable también para un ateo para dudar. El único que saca de dudas es Dios, así que dudar no es malo. 
Sí, la Biblia es la palabra de Dios, pero ha sido escrita a través de la vida de las personas. Esas personas era reales. Esas personas fueron matadas cruelmente por lo que creían. Son ellos los testigos de la realidad de Dios. Y es a través de sus vidas, sus experiencias y de lo que a ellos les mostró Dios que podemos entender mejor a Dios y esperar poder entenderlo por nosotros mismos. Esa es la belleza de Biblia para mí, puedes ir tú, convencerte por ti mismo. Los que no tienen la Biblia en su idioma no pueden hacerlo. Así que eres un privilegiado o una privilegiada. 


[1] Página 49 y 50.

sábado, 17 de octubre de 2015

The Longest Ride (El camino más largo) - Nicholas Sparks - Reseña

Tanto la pasión por escribir como la pasión por leer van tomadas de la mano. Me sorprende lo mucho que disfruto de literatura sencilla y también de literatura complicada y demasiado difícil de abarcar a veces. Pero luego, disfruto escribiendo, pensando bien en mi cabeza estructurar lo que escribo, tener un esbozo de lo que pienso escribir. Pero a veces simplemente mis dedos deciden un camino inesperado. 
Vi la película de este libro demasiadas veces, le regalé el libro a una amiga, y luego otras amigas al ver la fan que me había hecho de la película me compraron el libro de mi cumpleaños. Y como no con la portada de la película, con mi Scotiño, como lo llama una de mis amigas. 
En inglés, si me lo leí en inglés, pero fui por orden, estaba con Les liaisons dangereuses, y creo que las expectativas de leerlo me ayudó a acabar con él de una vez por todas, también ayudaron 6 horas de autobús para coger un avión. Y luego hizo que la noche pasé en aeropuerto sin dormir, ya que, cuando lo intente el mismo guardia de seguridad me aconsejo no hacerlo. 
Y allí acaba un viaje mio, a mis raíces, y es que leer este libro ha sido una lección en tantos aspectos. 
Al haber visto la película primero esperaba ver cosas que no estaban, pero luego empecé a disfrutar de todas las variaciones que le añadía el libro y que daba mucho más sentido a la película. Aunque tengo que decir que la estructura de la historia en la película tenía más lógica para mi, que la del libro. 
¿Y de que trata este libro? Pues son dos parejas, una hoy en día, y es la de Luke y Sophia. La segunda, o más bien la primera, porque creo que es la que tiene más peso es esta, es la de Ira y Ruth. 
En el libro Ira se queda atrapado en su coche después de haberse salido de la carretera con su coche. Nos cuenta la su historia en primera persona, y el recuerdo de su querida mujer lo mantiene despierto y con vida. 
Lukas es un bullrider y Sophia es una universitaria en último año de carrera, estudia historia del arte. Esta parte de la historia está escrita en tercera persona, y el autor va intercalando perspectivas por capítulo. 
¿Qué nos cuenta de diferente Nicholas Sparks en esta ocasión? Pues es la historia de una vida en pareja, una vida en sacrificio, una vida plena con sus dolores y sus alegrías. Una historia de lucha y salir adelante. Y sí, unos dirían Ira y Ruth no han tenido una vida mala: estabilidad económica, trabajo, el uno al otro... Pero el ser humano siempre busca más, el ser humano siempre quiere llegar a un sueño que se le mete entre ceja y ceja que no le deja disfrutar de las cosas sencillas de la vida. 
A nuestro alrededor vemos tantas relacionas yendo a pique, todo por que cada uno quiere tirar hacia su lado y no sacrificarse por el otro. Y es que tener más no es siempre es realmente tener más. A veces una vida sencilla con alguien extraordinario a tu lado es suficiente. 
Me encanta los pequeños detalles ha puesto el autor en los caracteres de Ira y Ruth, esa complicidad que creo que solo una persona que está casada o enamorada puede entender. 
Hubo mucho momentos en los que recordé cosas que me habían pasado a mi, cosas que me habían afectado, injusticias, alegrías y tristeza. He llorado, reído y me he emocionado y entristecido con la historia de Ira y Ruth. 
En la película los actores me encantaron y me trasmitieron muy bien lo que el propio Nicholas logró captar entre sus páginas. Sin embargo, en la película la relación de Luke y Sophia carecía de algo que solo en el libro comprendí lo que era. 
Y era el tiempo, la noción del tiempo que si tienes de Ira y Ruth, en el libro se conocen mucho más, tienen una relación verdadera, con sus discusiones y alegrías, ves como descubren cosas sobre sí mismos, ves como se aman y se mienten. En la película se hizo muy corto, y en contraste con la profundidad de los caracteres de Ira y Ruth no era suficiente. 
Pero el libro cambio para mi esa perspectiva, y disfruté mucho también de ese amor joven e inexperto que no no quiere arriesgarse a dejar de su parte, que prefiere sufrir por tozudez que hacerle caso de verdad a su corazón. 
También ha logrado captar muy bien la diferencia de las relaciones de antes y de hoy en día. Y que queréis que os diga, la relaciones en el pasado tenían una sencillez añadida, la gente tenía las cosas más claras. Uno se casaba y formaba una familia, y eso era bonito, y eso te ayudaba a tener más éxito en el trabajo y en otras áreas de tu vida. Hoy en día es él éxito que importa y si para tener éxito hay que sacrificar a la familia... pues se sacrifica la familia, o posible familia. 
Luego está el egoísmo, creo que cada vez somos más individualistas, y egoístas. Veo que a Nicholas Sparks le encanta escribir sobre guerras, porque hay un valor en eso de dar tu vida por un ideal. Hoy en día no hay ideales, no sé sabe lo que está bien lo que está mal. Y sí, eché un poco de menos un poco más de locura universitaria, un poco más de vida universitaria y no tanto rancho. Sí que vemos un poco como funciona las fraternidades y hermandades, las fiestas y las relaciones sin importancia verdadera, pero la presión de los exámenes trabajos, exposiciones y profesores pesados, no. 
En fin, me pareció una historia muy personal, muy profunda, y que toca temas muy importantes, pero no filosóficamente. La verdad que agradecí la falta de filosofía después del chute de filosofía negativista de Les liaisons dangereuses. 
Un libro especial por Scotiño, los ranchos, el arte y todas esas cosas bonitas que salen en él, también porque lo tengo en papel y me lo han regalado mis mejores amigas, así que, esta reseña va por vosotras Marina y Karolina.